Familia de desaparecidos en El Vergel culpan a la fiscalía de no hacer su trabajo.

Publicado el: 27 de julio del 2016 a las 03:13 pm . Por mizaelmiranda

vergel 2

Parral.- El pasado lunes se cumplieron ya 10 meses desde la desaparición de los hermanos Orozco Terán, así como 4 jóvenes más que acudieron a la comunidad de El Vergel para trabajar en las tierras, en donde en este largo tiempo la fiscalía no ha trabajado para darles apoyo y encontrar a sus familiares, según señalan los afectados.

Fue el día 25 de septiembre cuando se divulgó sobre el extravío de 9 jóvenes que habían acudido a la comunidad de la Joya para trabajar en las tierras, sin embargo a los pocos días se perdió la comunicación con ellos y ya no se volvió a saber nada de ellos hasta el momento.

Según relatan el señor Simón Orozco Quiñonez y la señora Roberta Terán, luego de que no se tuvieran indicios del paradero de sus hijos y nietos, acudieron a las oficinas de la fiscalía zona sur para pedir apoyo a la policía ministerial y así lograr encontrarlos.

Se trata de los hermanos Eduardo, Nicolás y Antonio Orozco Terán, así como Jesús Miguel Vargas Orozco de 21 años de edad, Luis Ángel Orozco Mares de 15, todos ellos pertenecientes a la misma familia, mientras que los otros 4 jóvenes desaparecidos son: Joel Chaparro Bujanda de 27 años, Salvador Alejandro Vázquez Valerio de 17 años, Antonio Núñez de 16 y Norberto Ramírez Molina de 15 años.

Ante la publicación de la noticia en medios de comunicación locales, estatales y en algunos nacionales, la fiscalía general del estado realizó un mega operativo en el municipio de Balleza, específicamente en la zona donde supuestamente habían acudido para realizar la búsqueda.

Sin embargo, durante varios días se tuvo comunicación por parte de las autoridades para mantener al tanto de los avances, en donde no fue posible dar con el paradero de ellos.

El señor Orozco Quiñonez indicó que luego de haber hecho la búsqueda, las autoridades perdieron el interés para apoyar a la familia, ya que en ocasiones acudían para pedir información y saber que avances tenían, el licenciado encargado del caso no los recibía y hasta en ocasiones los trataba de mala manera.

“Hace unos días se perdió una vaca en Balleza y muchas autoridades se movieron, pero que tal cuando se pierde una persona, solo duran un rato para que no digan que no trabajan y luego lo dejan, así ya no se puede confiar, ya ni queremos saber nada de la fiscalía porque no nos hacen caso”, expresó.

-Con lágrimas en los ojos decían los padres de los jóvenes- solo queremos encontrarlos, vivos o muertos, pero por lo menos saber algo de ellos porque es mucha la angustia que hemos vivido en estos 10 meses sin saber nada de ellos, finalizaron.