Sostiene síndico de Allende plática con su sucesora.

Publicado el: 23 de Agosto del 2016 a las 08:58 am . Por Erick Moreno

 

Allende.- “La administración municipal 2013-2016 toca a su fin, y con ello mi gestión al frente de la sindicatura desde cuya posición hemos sido además de fiscalizadores gestores de apoyos para la gente del municipio, y en ello va implícito guardar como hasta hoy lo hemos hecho una excelente relación incluso con personas de otras ideologías, por ello este día sostuve una plática con la Síndica electa Blanca Jennyra Figueroa Chávez”.

Así lo manifestó el actual Síndico del municipio de Allende Francisco Cisneros Salas, quien dio a conocer que fue a través de una amena charla como se puso a la orden de su próxima sucesora antes de que asuma sus funciones.

“Pasaron las campañas y las elecciones, y los funcionarios tenemos la obligación de rendirle cuentas a los ciudadanos, por ello es que he tenido este acercamiento con Jenny, amén de signar un vínculo de amistad con ella, lo que seguramente derivará en un proceso entrega-recepción en los mejores términos”, señaló Cisneros Salas.

Aseveró que es importante tener como prioridad el bienestar de los allendenses pensando siempre en su futuro, por lo que nada cuesta compartir con ella experiencias y estrategias que hasta hoy han brindado excelentes resultados.

“Tuvimos una charla bastante constructiva tendiente a llevar a buen cierre e inicio de ciclo administrativo, creo que la gente que confía en ti merece el respeto y en ello estriba en compartir a los que vienen nuestro granito de arena, aquí no importan los origines partidistas sino el brindar resultados a la gente”, expuso.

Reiteró que durante su trabajo como Síndico mantuvo siempre un espacio abierto a la ciudadanía atendiendo mediante un buzón de quejas y sugerencias las inquietudes de la gente, “esta es una de las cosas que platicamos con la nueva Síndica, por ello la invité a continuar con el trabajo luego de concluir mi función, definitivamente fue ameno poder conversar con ella”, concluyó Francisco Cisneros.