No nos toman en cuenta a los descendientes de la revolución

Publicado el: 20 de Julio del 2016 a las 08:09 pm . Por cesarpena

 

IMG-20160720-WA0051 IMG-20160720-WA0048 IMG-20160720-WA0046

Un vistazo al pasado hoy en el 93 aniversario luctuoso de la muerte del general Francisco Villa, muchas historias se han contado a través de los años, de cómo lucho en la época de la revolución, sin embargo aquí en Hidalgo del Parral, lugar donde le dieron muerte, descendientes de hombres que lucharon a su lado aún viven y cuentan relatos que les fueron heredados por sus antepasados, el pasado que entre comillas se recuerda con orgullo para Chihuahua, pero a los que quedan se les hizo a un lado.
Tal es el caso de Doña Emma Rubio de la O, quien fue nieta por parte materna de Concepción Guerra, ella era revolucionaría, quien estuvo casada con el general Felipe Angeles, trabajador aliado del centauro del norte.
Este último fue asesinado en los tiempos de la revolución en una de las guerrillas en que participaron, quedando desde ese momento viuda la señora Concepción, condición en la que continuó durante varios años, en los que a su vez seguía en el trabajo como empleada del general.
Posteriormente, ella conoció al general Domingo Rubio, hombre con el que se desposo, él fue el segundo esposo de la señora Concepción, abuela de doña Emma, este hombre trabajó directamente con el centauro del norte, mismo que inclusive aparece en varias fotos acompañando al general Villa
Dentro de los recuerdos que narra doña Emma, explicó que ha pasado ya mucho tiempo desde los tiempos de la revolución, sin embargo marcaron a todo México y más a esta ciudad de Parral, ya que así como lo dijo el general Francisco Villa, “Parral me gusta hasta para morir” y fue así como paso que asesinaron a una de las figuras más influyentes en el pueblo mexicano.
Explicó que ella viene de la descendencia de varias personas que trabajaron directamente con el caudillo del norte, por lo que luego de que ocurrieran las cosas, los relatos fueron contados a los hijos, luego a los hijos de los hijos y así sucesivamente hasta este año 2016 en que los nietos de los guerrilleros ya son abuelos y otros hasta bisabuelos.
Los recuerdos de aquella época aún quedan y marcan más si son artículos que fueron utilizados por alguno de los participantes dentro de la revolución, tal es el caso de un anillo que Don Doroteo Arango le regaló a la señora Concepción Rubio, quien antes de morir lo dio a doña Emma y hoy en día lo guarda como un recuerdo que la enorgullece al saber que personas que formaron parte de su árbol genealógico pelearon a lado del general Villa.
Esto es un poco de la historia de la revolución en donde Pancho Villa dejó grandes historias para las generaciones venideras, los descendientes de los aliados del general aún viven y siguen contando las historias que les fueron contadas por sus abuelos de cómo fue la vida durante esa época.
“Me siento orgullosa de saber que mis abuelos estuvieron ahí presentes con el centauro del norte, de lo que no me enorgullezco es como es hoy en día, somos muchos los que quedamos, que somos nietos de los participantes en esta revolución y a quienes nos tienen olvidados” así lo expresó doña Emma luego de que hoy en día no se ponga atención por parte del gobierno para las generaciones que viven y fueron descendientes de estos guerrilleros.
Dentro de sus relatos sobre esos tiempos, señala que en su familia había contrariedades, ya que sus abuelos eran Villistas, sin embargo unos primos de ellos eran contrarios y se les dijo que ellos habían sido quienes vinieron hasta Parral para asesinar al centauro del norte.
E inclusive en una ocasión al platicar con uno de ellos (ya que a uno si logró conocerlo cuando ella era niña), le preguntó que si porqué habían matado a Pancho Villa, a lo que él contestó, “lo hicimos por cosas infames que hizo en Durango, mató a varios niños, es por eso que fuimos hasta Parral para matarlo”, son palabras que en ese tiempo le explicó el primo de sus abuelos.
“Pero no quiere decir que haya sido cierto, es solo lo que me dijo en esa ocasión, nadie pudo comprobar lo que decía que ellos habían sido, pero lo que si estaban todos seguros es que eran contrarios a los Villistas”, Finalizó doña Emma.